El Hotel Panamonte y su íntima relación con el café de Boquete

El nuevo Circuito del Café quizás no sería lo que es en la actualidad sin la presencia del Hotel Panamonte, el primer boutique hotel de Panamá.

“Nuestra historia es rica y centenaria, ya que data de 1914, apenas tres años después de la fundación del distrito de Boquete, en 1911”, dijo María Yolanda Traslaviña, gerente general del hotel que, a través de su historia, ha hospedado a personalidades tan conocidas como el pionero de la aviación estadounidense Charles Lindbergh, la actriz sueca Ingrid Bergman, y Richard Nixon, expresidente de Estados Unidos, entre otros.

Fue el clima fresco de montaña lo que motivó a Joseph Wright, un maquinista del Ferrocarril de Panamá, a abandonar su empleo y a dedicarse al oficio de empresario, adquiriendo una pequeña pensión de cinco habitaciones cerca de la estación del ferrocarril de Chiriquí en Boquete.

Nueve años después de la compra de Pop Wright’s Hotel, en 1923, llega a Boquete la pareja conformada por el capitán de marina mercante Hans Elliot y su esposa Vera, ambos oriundos de Suecia, quienes incursionan en distintos negocios en el área, entre ellos, la compra de Finca Esmeralda que, posteriormente, produciría el café Geisha (en la actualidad, el más caro del mundo).

“Los Elliot adquieren el hotel Wright en 1946, bautizándolo con el nombre de Panamonte. Lo expandieron con la construcción de 6 habitaciones adicionales y una cocina y restaurante más amplios, e introdujeron un servicio de estándares internacionales. Con el paso de los años, una de sus hijas, Inga, y su esposo, don Alfred Collins se hicieron cargo de las instalaciones. Fue esa, la segunda generación de los Elliot, la que incursionó de manera más directa en la industria del café con la adquisición de Finca Lérida. Don Alfred, por su parte, impulsó la creación de la Cooperativa de Caficultores de Boquete, dedicando muchos años a la unificación de las fincas del área”, explicó Traslaviña.

Luego de más de un siglo de operaciones, el Hotel Panamonte mantiene un sitial importante en publicaciones turísticas y gastronómicas internacionales dedicadas a Panamá, con un grado de atención y servicio apegado a sus orígenes. En la actualidad, es gestionado por la tercera generación de la familia Elliot, a través del chef Charlie Collins, ganador de no pocos premios gastronómicos de renombre global.

“Nos sentimos orgullosos de formar parte del Circuito del Café, ya que el café es parte de nosotros”, concluyó María Yolanda Traslaviña.

Anuncios