Visita Boquete excelente destino en Panama donde te sentirás cerca del cielo

 

El faro rojo y el Volcan Baru  una hermosa postal de Boquete

Seguimos recorriendo Panamá. Esta vez queremos presentarles Boquete: podemos decir que fue amor a primera vista. Quien lo conoce siempre quiere volver. Situado en tierras altas de la provincia de Chiriquí en Panamá, vecino del volcán Barú, la elevación más alta del país, es un destino que enamora con sus propuestas para todos los sentidos.

Pero primero lo primero: prepare maleta con ropa de abrigo, botas de excursión, zapatos deportivos, impermeable, traje de baño y, para la noche, la comodidad de la ropa campestre o un traje más formal. El clima sorprende: puede amanecer con un Sol espléndido, típico de día de playa o piscina y en la tarde, la lluvia ganarle al tiempo.

Boquete pueblito 11

Bienvenidos a Boquete, una maravilla de las montañas de Chiriquí

43 kilómetros separan al distrito de Boquete de David, la capital de la provincia de Chiriquí. Desde ciudad de Panamá tiene dos opciones: por aire o por tierra. El Aeropuerto Internacional Enrique Malek recibe a los viajeros procedentes del Aeropuerto Internacional de Tocumen (vía Copa) o del Marcos Gelabert situado en Albrook (vía Air Panamá). En media hora los vuelos lo dejan en David pero si no se quiere perder el encanto de la ruta del interior, el consejo es inevitable: tome un vehículo (propio o alquilado) y dispóngase a conocer parte de un país llamado Panamá en un viaje que puede completar en seis o siete horas con paisajes fantásticos.

Lo resumimos corto para no cansar. El destino es Boquete y la aventura espera. La carretera está en muy buenas condiciones y vale la pena aplaudir la ampliación de la Panamericana, en el tramo Santiago-David, a cuatro carriles. Así que no hay excusas.

IMG_8685.JPG

La carretera está muy bien. La ampliación valió la pena para quienes adoran trasladarse en carro. El paisaje lo amerita

A ver, ya en el  volante, pase el puente Centenario que cruza el corte Culebra y le permite divisar parte del Canal de Panamá.

Capira es una parada inevitable si se trata de comer las tradicionales empanadas de Quesos Chela y el rico chicheme.

No hablaremos mucho porque estos son destinos propios de otras historias, pero lo cierto es que en línea recta transitará por la provincia de Coclé y, si es de su gusto, puede visitar el Valle de Antón, Coronado, hoteles de playa, campos de golf, playa El Palmar para los amantes del surf. Lugares como Río Hato, Natá de los Caballeros, Agua Dulce, La Pintada donde fabrican el típico sombrero pintao, y admirar el Parque Eólico de Penonomé.

Sombrero pintao
En Penonome, es muy comun ver esta venta de Sombreros Pintao

El sombrero pintao es un accesorio típico de la cultura panameña

Al llegar a Divisa (provincia de Herrera), en concreto en el puente, puede cruzar a mano derecha para internarse en esta provincia (Herrera) o también seguir a Los Santos. De frente lo esperan las provincias de Veraguas (capital Santiago), Chiriquí y Bocas del Toro.

Como ya contamos, con la carretera recién estrenada, se llega en un momento. La neblina anuncia que el ascenso ha iniciado y el paisaje devuelve a la bucólica montaña.

De David, la capital de la provincia, a Boquete es un trayecto corto. Al llegar, puede comenzar por admirar la plaza principal del pueblo, comer fresas con crema, conversar con los residentes, admirar las casas incrustadas en la montaña, las tardes de palabras largas al lado del río y aprender a ver que la vida es un instante de paz.

Boquete pueblito 9

Boquete conquista con sus verdes paisajes y la calidez de su gente

Por favor no se pierda la biblioteca. Fue inaugurada el 4 de febrero de 2012. Tiene más de 5,000 usuarios registrados y una colección de 24,000 libros. Sus colaboradores son amables y da gusto entrar y ver desde niños hasta adultos mayores, disfrutando de los servicios de un espacio donde se lee pero también se aprecia el arte y la cultura en todas sus manifestaciones.

Biblioteca de Boquetes

La biblioteca de Boquete cumple una importante labor social y educativa

 

Colgados de la naturaleza

¿Qué hacer en Boquete? Muchísimo. La lista es larga pero le contaremos una parte de la diversión.

Descubriendo Boquete en Chiriqui
Descubriendo Boquete

 

Comencemos por Boquete Tree Trek, con una carta de experiencias a la carta. Puede dormir, comer, pasar un rato agradable o vivir aventuras más allá de los sentidos.

Sus dueños son Ricardo Koyner y Diego Monge y el complejo se levanta en una finca de café, dando razón a quienes hablan maravillas del oro negro de Boquete, el mejor del mundo.

Aquí lo recibirá Rafael Gutiérrez Caballero, un guía de palabras poéticas. Nació en Boquete, es marino mercante con especialización en Hotelería y Turismo pero, como bien dice, prefirió desembarcar en tierra. Y muy bien para el turismo y quienes tienen el gusto de disfrutar las propuestas de su mano.
Lo llamaremos Rafael con la confianza propia de los amigos: al minuto de conocerlo, imposible no sentirlo conocido de toda la vida.

Puentes colgantes

Transitar el corazón del bosque húmedo es toda una experiencia de los sentidos. Rafael es un guía espléndido en esta travesía

Su paciencia es a prueba de fotografías, entrevistas y repetir con sabia dulzura, los secretos de la naturaleza.

Pues bien, comencemos. El tour de los Puentes Colgantes de Boquete Tree Trek le permite internarse en el boquete tropical nuboso de Panamá y su espléndido anfitrión llamado Boquete.

Puentes colgantes y naturalezFlora y fauna autóctona sorprende a quien realiza el paseo en la reserva forestal Río Cristal

Es un circuito de seis puentes colgantes; implica un recorrido de 4.5 kilómetros dentro de la reserva forestal privada Río Cristal, ubicada en la cordillera de Talamanca.

Los puentes van desde 70 hasta 135 metros de largo y con alturas de 10 y hasta 75 metros. El paseo se complementa con senderos de fauna y flora autóctona. Son cerca de tres horas de paseo.

Rafael se esmera en contarle los detalles de plantas y flores. Agradece cada sonrisa y celebra la sorpresa de los visitantes, encantados con el contacto con la naturaleza.

En Boquete Tree Trek se cultiva el Té

El té ya no será lo mismo

Nada mejor que entrar en calor (después de tres horas de recorrido por los puentes colgantes) que catar un buen té. Como lo leyó: catar para descubrir su esencia.

El mismo Rafael se encarga de enseñarle la experiencia ofrecida como parte de las opciones de Boquete Tree Trek.

Iniciando la Cata del té

La cata del té permite apreciar las bondades de los distintos sabores

En el bosque de té el visitante tiene la primera experiencia: la de conocer la Camelia-sintesis, conocida como planta de té. Es una plantación pequeña, diseñada para atender a quienes desean aprender los secretos ancestrales de esta bebida.

En la cata olvídese de la bolsita: la planta es sometida a un proceso llamado ortodoxo (sin mediación de complejos industriales) para que el catador la pueda percibir de una manera cercana y artesanal. Es una experiencia de los sentidos y pasa por oler, primero las fragancias de las hojas (cuando está seco, antes de entrar en contacto con el agua caliente) y después percibir los aromas de su estado húmedo.

preparandonos para la Cata de Té

 La cata del té supone momentos sensoriales para apreciar su esencia

Cuatro tipos de té Río Cristal (toma el nombre de la finca y es 100% orgánico) son analizados en el proceso: blanco, verde y negro. Recomendación del experto: el agua debe ser sometida a 80 grados Celsius. Ya en taza, 3 minutos con 30 segundos dan el sabor óptimo. Al “ojo por ciento”, sin medidores sofisticados como los empleados por los expertos, se sabe que alcanza los 80° cuando las burbujas se asoman en los bordes del recipiente sometido al calor.

En tazas de cata se saborean los tonos únicos, sorbiendo como un mal educado pero sin ser falta de enseñanza: así lo impone esta dinámica. Sorber en un solo paso para apreciar esencias y texturas.

En Boquete Tree Trek comenzaron las catas en diciembre del año 2017 y quienes las conocen quedan encantados porque si tomar té es bueno, mucho mejor cuando se logran apreciar sus atributos.

El dulce camino de Boquete

Cata de miel

 Emily Haworth es la creadora de la Miel Boqueteña

Emily Haworth hizo un viaje sin escalas a los encantos de Boquete. Se quedó sembrada en esta tierra como quien decide caminar sin dar vuelta atrás. Botánica nacida en Irlanda, esta sucursal de la tierra panameña la convenció de desempacar la maleta.

Vive en Boquete desde hace 10 años, aprendió los secretos de la apicultura y creó un producto que es un deleite: la Miel Boqueteña con 15 variedades, dígase toques de cacao orgánico, canela, chile picante, jengibre o de manzanilla y lavanda por solo citar algunos sabores e imaginarlo a usted, querido lector, con sabores en boca.

Jhonny Montenegro es la mano derecha de Emily y quien se encarga de dirigir la cata de la miel. Ante estas dulces cremas, invictas en su dulzura así se intente una provocación al paladar al integrar ingredientes como la pimienta negra, el convocado disfruta al ver la versatilidad de estas creaciones

Detalle interesante cuenta Jhonny quien también es artista de maderas forjadas con erotismo: las abejas africanizada aportan la materia prima que sustenta a la Boqueteña, vendida desde esta finca situada en el valle del río Caldera, a los poblados de Chiriquí, fronteras cercanas y en la capitalina Panamá.

Cata de miel

Jhonny Montenegro explica paso a paso las bondades de la miel con sello Boquete

La miel gana al paladar pero también a la vida.

Ideal para la cocina, en platos tradicionales y experimentales. Es un remedio eficaz para ciertos padecimientos y causa y razón del éxito de la llamada Casita de Miel, donde también funciona un mariposario, homenaje a estas nobles efímeras que cautivan con sus colores y vuelos.

Mariposario  en Boquete

El Mariposario cumple una importante función educativa y recreativa

Un promedio de 600 mariposas de 35 especies causan la admiración de los visitantes, conmovidos ante la fascinante belleza que brota de las orugas y descansa en este albergue que cumple una función didáctica y ambiental.

Marca Discover Chiriquí

MARCA DISCOVER CHIRIQUI,#Yo soy Discover Chiriquí

No se preocupen el viaje no termina aquí. Es solo una pausa antes de volver con nuevos capítulos. La razón se llama Discover Chiriquí, una marca pero también el sentir de una provincia.

Leyra Leiva de Discover Chiriqui

Leyra Leiva, una apasionada del turismo en esta tierra, nos cuenta que cuatro empresarios desarrollaron la marca Discover Chiriquí como una manera de promocionar el destino. En aras de la amplitud, suman voluntades y la delegan en la Cámara de Turismo de Chiriquí, con apoyo de la Cámara de Comercio, Industria y Agricultura de Chiriquí (Camchi) y de la Autoridad de Turismo de Panamá (ATP). Esta iniciativa ha traído sus frutos y se expresa en mejores experiencias y productos que quieren llegar al corazón como las cinco catas emblemáticas: té, café, cerveza artesanal, miel y ron.

Sumen al destino la Feria de las Flores y la Feria del Café y otras rutas que haremos para animarlos a vivir la experiencia de VIAJEROS LISTOS. 

Tenemos otros temas en nuestros sitio we www.viajeroslistos.com 

Sobre la Autora:

Violeta Villar Liste, apoya a Viajeros Listos,  es una gran periodista que le apasiona buscar historias para vivirlas y contarlas.

Violeta y Patricia descubriendo Bqouete

Anuncios